Convivencia Escolar

La Escuela Dolores Cattín Faúndez, entenderá por buena convivencia escolar, la relación y/o experiencia de un vínculo generado dentro de un espacio educativo, basados principalmente en un modelo de respeto mutuo, solidaridad recíproca, una inclusividad tanto estudiantil como profesional, todo esto reflejado en una relación armoniosa y sin violencia entre los integrantes de la comunidad educativa.

La Ley sobre Violencia Escolar (20.536) del año 2011, señala lo siguiente: “se entenderá por buena convivencia escolar la coexistencia armónica de los miembros de la comunidad educativa, que supone una interrelación positiva entre ellos y permite el adecuado cumplimiento de los objetivos educativos en un clima que propicia el desarrollo integral de los estudiantes” (Art. 16A).

La Política Nacional de Convivencia Escolar, presentada por el MINEDUC en el año 2019, establece un marco para la comprensión y gestión de este ámbito del quehacer educativo:

  • Enfatiza el carácter formativo de la convivencia escolar, “pues a convivir se aprende principalmente conviviendo, por lo que los establecimientos educacionales son verdaderas escuelas para aprender a vivir juntos” (p. 11). 
  • Plantea una convivencia basada en un trato respetuoso entre todos los actores de la comunidad, que “se manifiesta en una relación justa, en el reconocimiento y valoración positiva de las personas y en conductas y hábitos básicos de cortesía y amabilidad” (p. 13).
  • Postula una convivencia escolar inclusiva, en la que todos los actores reconocen y respetan la diversidad cultural, social, personal y de género, reconociendo en ella “una riqueza y una posibilidad que contribuye al desarrollo pleno de todos los miembros de la comunidad” (p.13).
  • Promueve “modos de participación democrática y colaborativa, que faciliten la construcción de un sentido de pertenencia basado en una identificación positiva con la comunidad educativa, su cultura y las actividades que en ella se realizan.
  • Todos los actores de la comunidad educativa son sujetos de derechos, con distintas funciones y responsabilidades acorde a los roles que cumplen.

 

La Ley N° 20.536 sobre Violencia Escolar, que modifica la Ley General de Educación, agrega un inciso al art. 15, donde se hace obligatorio para todos los establecimientos educacionales del país, contar con un o una encargado/a de Convivencia Escolar.

Por lo tanto, el objetivo principal del Establecimiento Educacional es lograr una buena convivencia escolar y así contribuir a un clima que permitirá mejorar el aprendizaje de los y las estudiantes, dentro de una cultura acogedora, inclusiva y motivadora, y al mismo tiempo lograr que ellos y ellas se sientan parte de un gran proyecto educacional, donde sus opiniones y experiencias estudiantiles son visibilizadas por los diferentes estamentos educacionales. Para lograr esto, es necesario crear reglas básicas de convivencia y asignar roles a los diferentes actores que componen la comunidad educativa basados en las reglas básicas que regulan la convivencia escolar.

Para alcanzar una buena convivencia escolar es necesario que cada uno de los y las integrantes de la comunidad educativa entienda y acepte de buena manera su rol dentro de esta misma